Blog

Impago de la pensión de alimentos

Impago de la pensión de alimentos

La pensión de alimentos es considerada como una de las medidas más controvertidas que se establecen en el Convenio Regulador cuando una pareja decide divorciarse o separarse y existen hijos en común. Desgraciadamente, son muchos los motivos que pueden llevar a uno de los cónyuges al impago de la pensión de alimentos, aunque las desavenencias o conflictos entre los padres del menor suele ser el motivo más habitual.

Según lo que establece el artículo 142 de Código Civil, la pensión alimenticia ha de cubrir la manutención de los hijos, el vestido, la asistencia médica, y todo aquello que sea necesario que su correcto cuidado y desarrollo. La cantidad ha de fijarse dependiendo de las necesidades particulares de los hijos, así como de la situación económica que tengan los cónyuges.

Impago de la pensión de alimentos

El impago de la pensión de alimentos es un delito que se encuentra tipificado en el artículo 227 del Código Penal en su apartado primero, artículo que recoge el delito de abandono de familia en su modalidad de impago de pensiones, el cual dice así:

“El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses”.

Es importante recordar que el cuidado y alimentación de los hijos es una obligación esencial de la patria potestad a la que están obligados los padres de cualquier menor, por lo que en estos casos lo mejor es contratar los mejores abogados posibles. Si el cónyuge que no tiene la custodia del menor no abona la pensión de alimentos a su hijo/s para su cuidado y manutención se expone a múltiples consecuencias:

  • Reclamación de las cantidades que han sido impagadas
  • Multas coercitivas para que pague las mensualidades que adeuda
  • Deberá justificar el impago, y en caso contrario el juez tomará medidas adicionales
  • Embargo de salarios o de otros bienes
  • Proceso penal por delito de impago de alimentos, pudiendo terminar en prisión, o pagar una gran multa
  • Si la sentencia es condenatoria, la persona pasará a tener antecedentes penales
  • Deterioro irreversible de la relación con la expareja y, quizás, con los propios hijos

En la mayoría de las ocasiones, cuando uno de los cónyuges interpone una denuncia por no recibir la pensión de alimentos por parte de su expareja, se argumenta por el denunciado que no puede pagar la pensión que en primera instancia había sido acordada en el Convenio Regulador o en la sentencia de separación/divorcio o divorcio express, ya sea por falta de ingresos o porque se han visto reducido bastante en relación a lo que antes se venia cobrando.

La prioridad es cubrir siempre las necesidades de los menores, no priorizar las necesidades propias y despreocuparse de las necesidades más vitales de sus hijos, dejando esa responsabilidad únicamente al progenitor que tiene la custodia.

Si su excónyuge ha incurrido en el impago de la pensión de alimentos para sus hijos, en Madrid Legal encontrará un despacho de abogados en Madrid centro, ampliamente cualificados y capacitados para poder hacer frente a este tipo de casos eficazmente ya que nuestro equipo de abogados para divorcios en Madrid son auténticos especialistas en el tema.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies